Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Marzo de 2013.



un poco de opinión (pa' no variar!)

Tantos y tantos -y tan variopintos- asuntos recientes que se alcanza uno a abrumar. Un poquito, pues. No exageremos.

Como decía Jack -el destripador, Daniels es mas relax-, vámonos por partes.

Escribir, en redes sociales, blogs, sitios de ¿noticias?, implica un mínimo de compromiso. Bueno, hasta la plática en la esquina con el combo habitual de rufianes inhabituales requiere cierta fundamentación básica, diría que hasta primitiva. De otro modo es ruido, cháchara sin rumbo, lámpara sin luz, reloj sin manecillas o biblia sin Jesús.

No es gana de evangelizar, pero que agradable sería leer -o escuchar- la opinión de quien sea, encueradita de dogma y con el educado y amable "yo pienso/creo/siento" por delante.

Todo vale, y nunca estaremos de acuerdo en todo con todos... y que bueno. Solo que llega a ser medio esquizogénico (si existe el término, verdad?) escuchar (o leer) tanta y tanta verdad absoluta.

Ya sé que en la mayoría de casos se sabe de antemano que lo escrito o dicho es exacta y justamente, solo eso: la opinión del suscribidor.

Hablo de las situaciones en que el emisor, trepado en la más preclara atalaya del saber, tiene a bien iluminarnos apabullantemente con la neta del planeta. Y espera impávido nuestro agradecimiento eterno.

Renunció Benedicto XVI. Hordas de sociológos/teólogos nos "aclaran" el cisma, al grado que solo faltaría la órden de aprehensión para resolver el caso,

Arrestan a la fea líder de los maestros. Politólogos en fila india llenando cuatro o cinco estadios Azteca nos "explican" el intríngulis.

Muere Chávez. Venezuelólogos, psicosociólogos, economistas y hasta psiquiatras nos hacen ver lo corto de nuestra mira y en un acto de extrema generosidad (con una pizca de desprecio por nuestra escasa inteligencia) nos "develan" la verdad.

Leo con gusto todo, no puedo siempre concordar. Sugiero matizar, entender que no siempre tenemos todos los elementos de todo, como para que nuestra opinión sea LA OPINIÓN.

Yo pienso... a veces.

No hay comentarios. Comentar. Más...

¿DIA INTERNACIONAL DE.....?

Los que tienen a bien (pobrecitos) seguir de cuando en vez las tristes locuras y escupitajos del que teclea, sabrán reconocer la innata fobia a que el calendario maneje los asuntos afectivos (básicamente los míos).

Aniversarios o dias de lo que sea no son fechas especiales para mí. Creo que el reloj interno es más importante que cualquier otro y (como deseaba escribir esto!) como Einstein, creo en la relatividad.

Disgresiones (o dispersiones?) aparte, pareciera que estamos llegando al abuso, al tope en esto de los Dias internacionales de...

En lo que me parece el epítome (cualquiera que sea el significado de tal palabreja, sin menoscabo de su apantalladora utilización) del ridículo, ahora hay -en el día que se generan estas incongruentes líneas- que celebrar LA FELICIDAD!

A instancias del señor encargado de eso que llaman NACIONES UNIDAS y con una (ya si no) muy bien fundamentada argumentación, don Ban Ki Mun (perdon si no lo escribo bien, igual ya saben de quien se trata) propone que hoy procuremos el bienestar y seamos igual que las lombrices, cochinamente felices.

Normalmente, trato de no ser negativo, de ver el lado bueno a las cosas. No tengo reserva en que se celebren los dias de las tortugas camufladas, las cintas para el pelo o el dia de las paletas de mango enchiladas. Cada quien invierte (iba a escribir PIERDE, pero se hubiera visto agresivo) su tiempo en lo que quiere.

Pero con la pena, Don Ban Ki, la felicidad no se celebra ni se puede "institucionalizar". No fumen esas ondas, me cae. 




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next