Cuando el camino parece terminarse o por lo menos, tu no le ves el final y a veces, ni siquiera el rumbo, es bueno saber que alguien te recuerda. Por tus tonterias, por lo infinitamente minusculo que hayas podido dejar en su entendedera o sentimentalia, por lo que sea. Comento esto por las circunstancias alebrijescas que de repente, casi a diario, se acumulan y te profieren el estatus de vil sparring de la vida. Suena (y es, lo se) algo repetitivo, pero , perdonando sus mercedes, es inevitable. Digo, si todo fuera bonito, pues que bonito, no? De repente, todo es relativo y lo que te apabulla, al siguiente instante te descalabra. Emociones pues y su efecto o interpretación individual. Los extraño y los aprecio mucho. He estado un poco aislado del mundo que tuve a bien recrear para evadirme un poco del que me queria evadir, sin lograrlo. A veces las presencias virtuales son mas intensas y, cosa curiosa, parecen mas verdaderas que las reales. Dan escalofrios, no? Sin embargo, siento que asi es, que aunque solo conozca una imagen, un nombre o unas letras, siento la presencia de esos entes que pululan por aqui y realmente me llega. Vaya pues de nuevo el abrazo virtual y un enorme agradecimiento a todos aquellos que pasan a menudo y dejan un breve recuerdo o un pienso. Se les quiere mucho, espero que lo sepan.