Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Octubre de 2006.

El amor ataranta

Cuantas veces has sentido la desesperación de querer entender a alguien a quien no entiendes? Cuantas has querido mandar todo a volar por razones sentimentales? La famosa sensación de querer irte a gritar a un cerro, tu solo (a). Bueno, al que teclea le han pasado ultimamente un sinfin de simpáticas y variopintas situaciones de ese tenor. En efecto, el amor ataranta, te cruza las conexiones neuronales e impide la correcta transmisión de los compuestos quimicos que se encargan del mas o menos correcto funcionar de la razón. Es esto deseable? La inmensa mayoría de los concurrentes (o sea dos o tres tercos consuetudinarios) exclaman al unísono: NOOOOOO! Sin embargo, la realidad supera a la ficción y todos (o casi todos) padecemos en algun momento de esa extraña forma de masoquismo en el que fungimos cual costal de boxeo para los fregadazos que nos inflinge el objeto de nuestros desvaríos. Vale la pena tanto sufrir? Pregunta peliaguda, maquiavélica y digna del mejor entramado kafkiano-esquizofrénico. Yo creo que si. El dolor que nos causa el ser amado, amen del originado por sadismos y situaciones cuasi-patológicas, es necesario para, como cebolla de taquero, ir despellejando el corazón para dejarlo en carne viva, listo para sentir a plenitud la verdera magnitud de los sentimientos. Parece enfermo? Si, lo reconozco, pero a lo largo del trayecto, me parece que si no te duele, no lo sientes igual. Confieso que he vivido tambien la relación tranquila y pacificadora, que si es posible aquella conexión punto menos que mágica con alguien, que no siempre es necesario causar penas, que muchas pudieran evitarse con un poquito de voluntad, que para mi, el enemigo número 1 de los asuntos amorosos es el orgullo. Confieso tambien que te amo, que sufro a menudo por la distancia que pones entre nosotros, que quisiera que fueras de otro modo, pero tambien reconozco que podría yo ser de otro modo y no lo soy, que te necesito, que te amo, que me haces falta y que no creo que valga la pena dejar de sufrir a tu lado para "estar tranquilo" pero sin ti. No quiero.

El Silencio de la fragancia

Hueles a misterio, tus dudas me perfuman solitarias con dudas y gotas suaves de rocío.

Saber tus secretos me aturde, no sé mas que tus verdades no dichas, llenas de dicha.

Calculas el impacto y te equivocas por mi incapacidad de manejar tanto emotivo descubrimiento.

Las horas no tienen calendario, el reloj no tiene días.

No hay encuentro que tolere las mutuas fallas del entendimiento, solo queda la sazón del sentimiento, como origen de todo.




Celebrando la utopía

Cuando parece que lo lejos se pierde en la distancia y no hay kilometro que tenga menos de un millon de sueños para llegar. Cuando tu voz es fuerte y clara de manera que hasta tus silencios se escuchan. Cuando la piel responde solo con tu presencia y la tuya responde a una sola de mis palabras. Cuando todo es nada y la nada no existe mas entre nuestros cuerpos. Cuando donde te deseo es el mejor sitio del mundo y cuando te poseo el fin del mismo. Como seguir divagando con tanto deseo realizado de maneras tan faustas y nada funestas. Dos corazones componen la sinfonía mejor lograda jamás pensada y alcanzar una estrella solo requiere tocar un milimetro de tu cuello y rozar tus labios con solo mi aliento. Sentirte, morderte, tocarte, gozarte y morirme; adverbios erróneos de un sentimiento contundentemente cierto y religiosamente intenso. Amo lo cálido de tu silueta en mi sabana, húmeda y tibia de tus sudores y llantos, de tu pasión derramada por mis dedos, del llanto de tu vientre ante la salvaje impaciencia del mío. Amo tu expresión de arrebato y estupor, de inmenso gozo y profundo calor. Amo todo de ti. Amo lo que causas en mi. Amo nuestros encuentros y, muy a mi pesar, hasta nuestros desencuentros. Amo tu figura, tus ideas aunque no las comparta, tus maneras y tus locuras. Te amo como nunca y como siempre, desde mañana y hasta hace cuatro meses y dias. Hasta que dejes de necesitarme y aunque no me requieras para completarte. Lo mejor es que te sueño cada instante y al despertar, aqui estas.




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next