Facebook Twitter Google +1     Admin

Se muestran los artículos pertenecientes a Agosto de 2011.



Lluvia en los ojos

Aprovechando al isleño, patriarca de los torpes avasallados.

Como anhelo la luna para atarme los suspiros, aquel horizonte de mentiras y cadenas.

Como extraño cuando el deseo me quiere hervir, tener tu boca y tu corazon.

Y al final, si pude decir tantas y tantas falacias, será que asi me lo permitió la ambiguedad de tu corazón.

Las nubes tambien nublan las ideas, el corazon toma el control.

Los ojos llueven...

No hay comentarios. Comentar. Más...

una de vaqueros o aunque usted no lo crea... NO TODO SE ENCUENTRA EN INTERNET

En estos dias, veloces como un Cadillac sin frenos (flaco de Jaen dixit), uno pudiera esperar que cualquier cosa, incluso lo más bizarro y tortuosamente retorcido, tuviese un espacio en el mismisimo ciber-espacio.

Pues esta es una excepcional excepción y una historia curiosa que merece ser, por lo menos torpemente escrita y, ojalá, leída con benevolencia y un poquitin de asombro.

Hace algunos Agostos (o Mayos o Eneros), 33 o 34 para no ser exactos, un puberto pre-bachiller con aptitudes para la oratoria, declamación y algunas otras artes, participó en un concurso escolar, recitando un poema titulado "Granito de Sal" de un señor llamado Horacio Maset.

Nuestro personaje obtuvo el primer lugar. Despues de 30 otoños (inviernos o veranos), un condiscípulo -uno o dos años menor que él- a la sazón versado en altos vuelos de la Sociología, presentaba su tesis doctoral sobre algunos aspectos de la migración en México. Recordó el especialista aquel poema de sus años infantiles y se dió a la tarea de tratar de encontrarlo para usarlo como una referencia de su trabajo.

Nada.

No encontró ningun vestigio o prueba de que aquel episodio pudiese documentarse. Ni por el autor ni por el nombre del poema. Evidentemente, busco donde todos buscamos todo... y nada.

A punto de quemar naves y proseguir sin lograr incluir tal recuerdo en su trabajo, busco a su compañero, ahora un próspero, eminente y robusto Médico. Y lo encontró. Al establecer contacto y solicitarle ayuda, el Doctor hubo de hurgar -literalmente- en el  baúl de los recuerdos.

Encontro incluso una grabación en cassette (para las nuevas generaciones: primitiva forma de almacenamiento de información, primordialmente música o sonidos, consistente en una cinta magnetica, protegida por una cajita -cassette en frances- de plastico) de la final de aquel concurso y diose a la tarea de transcribir el poema y enviarselo al Sociologo quien pudo, al fin, incluirlo como una referencia en su tesis.

Obviamente, el Doctor obtuvo el crédito por su participación y el agradecimiento de su compañero.

¿Loco? ¿Increíble? Pues si... pero tambien cierto. No se si a ti, amable -y espero paciente- lector, te mueva algo esta historia. A mi si. Me dice que a veces olvidamos que la tecnología está al servicio de los hombres y nunca, nunca, nunca deberá ser al revés y nunca deberíamos olvidar esto.

El ganador de aquel concurso tambien juega en el equipo de mis compinches de recorrido y puedo jurar que todo lo que dice es cierto... y si no, a mi no me importa: la historia es magnífica!

pero si es cierta, y hay evidencias.

Aqui les dejo el poema en cuestión:

GRANITO DE SAL

Horacio Maset

México, escucha

en algún punto cardinal del mapa

aprisionado por la geografía en la desolación de tus fronteras

a la intemperie de 50 grados de calor

que florece algodonales

cerca del yanqui que te corta el agua

lejos de tu interés

de tus sobornos

y de tu torre latinoamericana…

hay un pueblo vive, que labora

y envía los impuestos de sus lujos

aún haciéndole falta su agonía

el agua que te sobra de la lluvia

 

En un pueblo profundo

pueblo angustia

sudor de Kino

y voz de Salvatierra

pueblo que está luchando todo el tiempo

contra un cielo que nunca tiene nubes

contra la arena que se bebe el agua

contra la tierra que destruye arados

contra el calor y el frío

contra el tiempo

contra el odioso “dumping” neoyorquino

contra la protección de los bastardos que les imponen como gobernantes

y le hunden más y más en la miseria

contra el olvido en que le tienes siempre

 

Pueblo que lucha y te recuerda lejos, aún desde el límite del oprobio

que siembra el alma en el desierto estéril para poder decir:

¡ Soy mexicano !

 

Ese pueblo hoy  forja fuerte su ataúd de arena

pueblo que está en su tierra a la deriva a merced de un “Tratado” ignominioso

pueblo diestro

que vive en el desierto sin auroras de tierras prometidas

pueblo que no pidió cincuenta grados de calor, ni frontera, ni desierto, ni roca, ni valle, ni río…

 

Pueblo que no conoce Xochimilco

ni el bello Parque Nacional de Uruapan

pueblo desolación

pueblo trabajo que no pidió a los gringos de vecinos

ni el desprecio desleal de los “braseros” que vuelven de pizca en California

 

 

Ese pueblo confía en que le escuches

ya que no pudo impedir

que aquellos que se dijeron ser buenos hermanos

le llevarán una carga de prostitutas y de drogas;

esa gente es de crimen y miseria

comerciantes de sobras de comida en restaurantes de segunda clase

lépero de barriada

“brasero” en turno

aventurero en “viaje”

prostituta que busca cliente en las esquinas

o pedidor de fiado en los burdeles

soldado desertor, niñito “popis” que se fue de aventura hasta Tijuana

matón de rancho ó policía cesante

comerciante que hicieron huir por las deudas voraces “fayuqueros” de licores

y médicos que hoy viven del aborto

“cobra-letras” y ratas del juzgado que no sabían la “o” por lo redondo por hoy casan y divorcian por correo

 

De esa canallada no pidió aquel pueblo

él pidió brazos de hombre

carne dura

sudor de fuerza y el cuello “a sol” templado

manos que arrebataran a las rocas el agua viva que tomo el desierto

cuan poco de eso fue lo  que le mandaste…

 

Porque tú nunca has querido saber que hay regiones ignotas

donde el hombre vive sin el ocaso del verano o sin la aurora de la primavera

donde el sol vertical le cae a plomo

y no da sombra ni siquiera un palo

donde no hay ríos ni épocas de agua

y hay que llorar a veces en la arena para que nazca un trozo de mezquite

con que hacer un jacal entre las piedras, ó siquiera, una cruz para la tumba

que poca gente noble le mandaste…!!!

 

Pero la otra que fue la sinvergüenza

esa que, como dijo Ariosto:

“Bien merecen pena de muerte antes de nacer”

-El médico que opto por el aborto para comprarse un Ford y una “querida”

Y vio impasible al niño campesino morir de insolación en los sembrados, que vio parir mujeres sobre el surco y morir en agosto a muchos hombres.

-El tinterillo que mancho tus leyes y hoy exige que le llamen: “Licenciado”

-El que vendió mujeres en Tijuana, drogas de todas clases y conciencias

-El que compro curul de diputado e hizo Senador a su compadre por una hija que le dio al Ministro

-El que tiene patente de decencia por ser socio de clubes filantrópicos

 Esos… México…México!

 Llevan tus colores y bailan el “jarabe”, comen birria, piden tequila y usan tu sombrero, vuelven a su mujer China Poblana y ellos fingen ser charros “Coca-Cola” …!!!

Nada más en septiembre, por supuesto !

 

Esa basura mezclaste al campesino que llego al valle a fecundar la tierra?

Esa basura mezclaste al campesino y hoy permites, México,

que nos manden toneladas de sal y de miseria

 

México, escucha:

¿ Te ofendió aquél pueblo ?

¿ Ha hecho algo por ganar tú odio?

¿No ves que es una parte de ti mismo?

¿ No entiendes México?

 

Ese pueblo eres tú!

Es el zapato roto que ahora calzas

la mancha en la camisa que ahora llevas

ó la mano que nunca te has lavado

 

México escucha:

no tardes en dar curso a sus reproches,

en devolverles su valor humano

en darles dignidad y darles fuerza

porque esa sangre inundará tu suelo

porque es el momento de hablar con sangre joven, sí, con sangre joven

hora de luchar por el decoro

y hacer las cosas bien; como se debe

hora de lucha con el sol de frente explotar a sus hermanos

hora del hombre nuevo de la patria

hora de las palabras de los rifles

hora de que el poeta haga pedazos los incorruptos cauces de la forma

y grite en voz de cuellos su coraje

la hora de Martí, de García Lorca ó de Díaz Mirón

Hora de que se apague el incensario y les digas a los hombres de ese pueblo

a los que araron surcos con de ignominia

a los que fueron a podrir la tierra

a los que hicieron mofa del trabajo

a los que fueron a manchar tu nombre, a vender a sus mujeres, a ser siervos de yanqui, a explotar a sus hermanos…

Decirles:

Malditos sean !

 

Porque México, sabes

ahí también hay hombres que conocen la tierra cabo a rabo

a partir de Morelos y de Juárez, de Hidalgo, de Zapata o de Carranza

Flores Magón o de Carrillo Puerto

y esos hombres bien pueden, no lo olvides,

hacerse la justicia que reclaman

porque no es el momento de hacer bromas ni firmar Tratados de Vergüenza

es hora de que el hombre sea hombre

y se busque la justicia

por razones de Ley, sí!

O por Leyes de Fuerza !!!

 

 




Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris
Plantilla basada en el tema iDream de Templates Next