Pudiera parecer un lugar comun, pero a veces lo comun es lo mas profundo. Hay presencias que te tocan y jamas olvidas ese toque.

La vida te pone en el camino a gente y momentos que marcan tus dias, tu esencia.

Fuiste parte de el combo de locos que hicieron de la prepa, la mejor etapa de (por lo menos de la mia) de nuestras vidas.

Recordar tantas y tantas locuras, andanzas, simplezas ya esta de mas... nunca se olvidan.

Te empeñaste en andar (cual debe de!) tus pasos a tumbos, golpes y tarugazos y siempre declaraste (como buen pinche loco): soy indestructible! No lo fuiste, pero no importa. Te volviste, desde hace un buen rato, inolvidable.

Ahora que jamas podremos ver tu fea y desgarbada estampa, quedan las fotos, los recuerdos y lo mas valioso:  tu simpleza y la amistad (que es una forma de amor -sin joterias!-) que nos regalaste a manos llenas.

Pinche table, no se que haya mas pa'lla. Si cabe la recomendación, pues cuidate mucho, aunque se que no haras mucho caso. Aca te seguimos queriendo mucho y nunca, nunca, nunca podras morirte cabron.

Abur!