Que hacer cuando todas mis definiciones te pertenecen?

No te las di, ni siquiera las mostre... solo las tomaste.

Las hiciste tuyas, me explicaste con tus palabras y tus actos.

No pudo nadie entenderme a partir de ti como me sabian.

Ahora solo me intuyen, leen en tus palabras lo que vas desgranando de mi.

Suena peor de lo que es, ahora las mañanas son de a dos, de compartir, de esperar que despiertes y vengas a mi lado de soledad acompañada, desde tu orilla de compañía desolada.